Periodista: ¿Tienes ya un plan B por si pierdes tu trabajo?

Hoy te quiero hablar de algo que si eres trabajador asalariado deberías plantearte inmediatamente. Si estás leyendo este blog es probable que tengas un plan B o estés decidiendo cuál será ese plan. Si es así, te felicito. Si no lo es, por favor te recomiendo que sigas leyendo.

Nos han educado desde muy pequeños bajo la cultura del esfuerzo, del sacrificio, del trabajo. Nos hacemos mayores y cuando empezamos a planetarnos el futuro laboral recibimos siempre mensajes en la misma dirección: Busca un buen trabajo que te dure toda la vida, estudia una oposición, lucha por entrar en una multinacional, encuentra una empresa solvente. Con excepción de la segunda variable, la de funcionario, en el resto tienes 1 gran problema (y en lo funcionarios ya veremos tal y como van las cosas), tu sustento económico se basa en un solo pagador.

Es probable que no hayas pensado nunca en ello. Pero 95% de los trabajadores asalariados en España por ejemplo viven del sueldo de un solo pagador. Lógico, pensarás.

El peligro de vivir con un solo pagador ¿tienes un plan B por si te despiden? Clic para tuitear

¿Y que sucede si mañana tu empresa cierra la persiana?

¿Qué ocurre si de un día para otro te despiden?. El ser humano tiende a no querer afrontar las situaciones que le resultan incómodas y busca alternativas que le distraigan de ese pensamiento para no sentirse culpables. Voy a caer en un tópico, el fútbol. Piénsalo. Lo has visto alrededor tuyo en cientos de ocasiones. Amigos, familiares en una situación profesional muy delicada o incluso en el paro pero a los que no les falta el carnet de su equipo.

Es verdad que tiene que haber tiempo para todo, pero cuando hablamos de buscar o mantener un lifestyle primero se crean las bases y después se disfruta de lo recogido. Tienes que tener un plan B.

¡Qué vivan los autónomos!

Es verdad que en este país el trabajo del empresario (solo la palabra aterra), del autónomo, del emprendedor (¿a qué esta suena mejor?, pues también es empresario), se entienden como formas de ganarse la vida oscuras. En unos casos por asociar su imagen a personas sin escrúpulos, amigas del dinero. En otras por las penurias asociadas al autónomo, principalmente por la nula visión de los gobiernos de entender que son parte de la solución a la salida de una crisis financiera como la que pasamos.  Y sin embargo si te paras detenidamente a pensarlo, ellos sí tienen un plan B. O varios planes B.

Si uno de ellos pierde uno de sus pagadores, lo más probable es que siga teniendo otros pagadores. Si tu tienda online en la que vendes por ejemplo, cursos de marketing online pierde un cliente, seguirás contando con otros, o lanzarás un nuevo curso alternativo.

Lo que te quiero decir es que si eres un trabajador asalariado, enhorabuena, pero no fíes tu suerte a un modelo que se regía hace 20 años. Las empresas ya no funcionan como lo hacían antaño. Hazte una pregunta ¿te ves desempeñando tu actual trabajo dentro de 20 años?. Puede que en tu caso sí pero ahora imagina qué futuro les puede esperar a:

  • Un vendedor de ropa joven
  • Una ciclista profesional
  • Un diseñador gráfico en una startup de diseño web
  • Un programador de videojuegos en una empresa de desarrollo

Lo que quiero que entiendas es que ojalá esa situación dure toda tu vida, tengas un sueldo justo y si alguna vez te encuentras en la calle seas tan bueno en lo tuyo que encuentres trabajo a los pocos días.  Pero por si acaso, ¿no es mejor que dejes las bases de tu plan B en marcha?

Este post no trata de que ahora, de la noche a la mañana montes una web y te pongas a vender productos importandos de China. Quiero únicamente que tengas tu plan de pensiones en internet listo para ser cobrado por si las moscas. Poner el plan B en marcha no es fácil y nadie dijo que lo fuera. Montar un negocio en internet, escribir ebook, generar ingresos con un blog, dar formación a través de la web o lo que quiera que seas capaz de hacer para conseguir ingresos va a depender de 3 factores imprescindibles:

  1. De que te formes adecuadamente. Los pelotazos en Internet son quimeras
  2. De que tengas conocimiento de un nicho concreto y te apasione
  3. De que te formes o busques ayuda

Con esas 3 premisas te aseguro de que puedes fabricarte un sueldo en la red.

Ejemplos de gente real

[wpsharely]Te quiero enseñar ahora algunos ejemplos de personas, con nombres y apellidos, que un día perdieron su trabajo o decidieron dar el salto y pasar a intentar vivir de su plan B. Son gente como tú y como yo. Ni más ni menos listos. Previsores, con conocimientos especializados en una rama (de lo que sea) y una formación adecuada:

Franck Scipión: Trabajaba para una empresa del sector salud en internet . Contaba entonces con un blog (Lifestylelcuadrado.comfranckscipionen el que ayudaba a emprendedores digitales a monetizar sus blogs, micronegocios, webs. Fue despedido en 2012 y decide entonces profesionalizar su plan B.

En su caso. muy influenciado por bloggers americanos, este francés decidió compartir su Know How y sus vivencias online  y cobrar por ello de diferentes maneras. A través de venta de productos afiliados, con la venta de ebooks e infoproductos y con la formación online principalmente.  Factura una media 7.500€/mes (lo cuenta en su blog), ayudando a bloggers, mamas emprendedoras, freelances y emprendedores a montar una plataforma digital que les permita pagar las facturas a fin de mes.

Puedes ver en este artículo los números de lo que factura Frank Scipión con su proyecto digital.

Juan Castromil:

Estudiante de ingeniería de telecomunicaciones especialidad de juan-castromilsonido e imagen. Lo suyo era la fotografía y se lnzó a su sueño. Trabajó como fotógrafo en  la revista Rolling Stone hasta que se decidió dejarlo todo y  montar un canal en Youtube junto a Carolina Denia. Así nació Clipset TV, uno de los mejores canales de tecnología en español y de los más rentables además. Les ha supuesto como nos contaba Carolina en el podcast “Fabricando un sueldo”, vivir de la manera que quieren. Y eso es todo un lujo. Además han diversificado sus fuentes de ingresos: Colaboraciones en diferentes medios de comunicación, partners de Youtube, branded content…

Estos son solo dos ejemplos que te demuestran que es posible tener un plan B. Solo necesitas compromiso, ganas de poner a trabajar su mejor capacidad, la de generar contenidos y empezar a construir.[/wpsharely]

Ya lo sabes, si en ese camino necesitas ayuda suscríbete a mi lista de correo donde recibirás consejos, herramientas, ebooks, webinars con los que gustaría ayudarte a que lo logres.