Episodio 4: Patricia Ramirez, psicóloga deportiva. «Nos queremos arrimar al deportista que transmite valores»

Escuchar el episodio

iTunes ivoox

Hoy tengo el placer de tener en podcast a la psicóloga deportiva Patricia Ramírez. No solo es una de las mejores profesionales en España sino que además ha trabajado con equipos de 1ª División de Fútbol y deportistas profesionales de máximo nivel. Colabora con El Pais Semanal, Cope o SportLife entre otros medios y es conferenciante habitual. Ha presentado su cuarto libro «Así lideras, así compites«.

Podcast. Patricia Ramírez, psicóloga deportiva: Nos queremos arrimar al deportista que transmite valores Clic para tuitear

¿Antes que ser capaz de liderar un grupo es necesario aprender a liderarse a uno mismo?

Sería conveniente, no indispensable, pero si conveniente. Hay personas que tienen la capacidad de ordenar, desarrollar, gestionar, empatizar, argumentar con los demás a pesar de que sus vidas no sean un ejemplo de ello. Pero está claro que cuanto más seas el reflejo de lo que predicas, mayor será la credibilidad que puedan depositar en ti.

Háblanos de las cualidades que debe tener un deportista para liderarse a si mismo.

Son varias. Pero hay dos principales, AUTONOMÍA, que es la capacidad para hacer algo solo, y MOTIVACIÓN, el querer hacerlo.

La autonomía la tienen aquellos deportistas y trabajadores que poseen no solo el conocimiento, las habilidades, las competencias, sino la experiencia. Son personas que saben lo que tienen que hacer, cuándo, cómo y dónde…Y LO HACEN. La autonomía es propia de ese jugador veterano, que normalmente pudiera representar al capitán. No necesita a un entrenador encima que le esté diciendo constantemente qué se espera de él. Es lo que en fútbol se denomina tener oficio.

La motivación es el deseo, el querer, la actitud, la pasión que ponen muchos jugadores. Un jugador del filial que sube al primer equipo tendrá mucha motivación y menos autonomía. Está deseando participar, ser titular, poder aportar.
Cuando tienes un jugador con motivación y con autonomía, tienes una joya.

¿Y para liderar un grupo?

Para liderar un grupo primero tienes que tener interés por las personas, ser un modelo de conducta, tratar a los deportistas de forma justa, comunicar de forma clara, empatizar, adaptar tu estilo de liderazgo a las diferentes situaciones y personalidades, saber motivar para que se cumplan los objetivos, ser positivo, sincero y cercano. Y querer el bien del grupo por encima de tus individualidades. ¡Ah! Y no olvidarte de sacar la cara por los tuyos, es la mejor manera de defender al grupo y que se sienta seguro y respaldado por ti. Los trapos sucios se lavan en el vestuario, no de puertas para fuera. ¡Ahí es nada!

Estás vinculada al deporte profesional y amateur. ¿Es un tipo de liderazgo diferente el que se ejerce sobre el profesional que sobre el amateur?

El liderazgo es el mismo. Muchas personas podrían pensar que en el deporte profesional hay que presionarse con alcanzar unos objetivos. Pero en el momento en el que los resultados se convierten en algo que presiona, disminuye la eficacia. En el deporte amateur, como son los runners, también hay metas, disciplina, planes de entrenamiento, pero sobre todo hay disfrute. Cuando dejas de disfrutar, disminuye el rendimiento.

Oscar García, Pepe Mel, Gregorio Manzano o Demetrio Lozano, líderes de equipos o capitanes… Destácanos una cualidad como líder de cada uno de ellos

Más que de cada uno, te diré una común: el interés por las personas y la calidad humana en la dirección.
Son líderes que saben gestionar personas, no solo jugadores o deportistas.

Se interesan por el bienestar de los suyos, tienen intención de ayudar y apoyar a sus jugadores, hablar con ellos a solas, particularizando su liderazgo. No son líderes de los de “aquí mando yo y se hace lo que yo digo”.

Hablemos de imagen de marca. ¿Hasta qué punto la imagen que desprende un deportista le otorga reputación y liderazgo?

La imagen que desprende un deportista permite que nos identifiquemos más o menos con él. Un deportista es un escaparate, los niños quieren imitarle, y siempre es preferible imitar a la persona que es prudente, humilde, respetuosa, trabajadora, luchadora, generosa, que identificarse con alguien arrogante, individualista y juerguista.
Un deportista que no representa valores, podremos decir de él que es un buen deportista, que tiene talento, pero no será alguien a quien nos queramos parecer.

Es importante ser un líder pero ¿es necesario hacer ver que eres un líder o se demuestra de manera implícita?

El que tiene que demostrarlo con voces y autoritarismo, le faltan argumentos. Hay líderes que tienen tan claras sus ideas y las transmiten tan bien, que les bastan sus argumentos, su claridad y su idea de juego para crear un clima de confianza y credibilidad. El buen hacer no se demuestra hablando, sino actuando. Un líder tiene que ser alguien fiable, y la confianza y la fiabilidad la dan los hechos.

Rodearse de los mejores, ¿crees que la figura del psicólogo deportivo puede ayudar también en el deporte amateur?

Por supuesto. Un deportista amateur tiene metas, deseos, se esfuerza, se marca objetivos, necesita concentrarse y estar motivado para alcanzarlo. Si no es la figura de un psicólogo deportivo, por lo menos leer, entrenar la mente para poder maximizar las funciones cerebrales que permiten superarte. El deporte tiene una parte de entrenamiento físico, técnico y estratégico, y otra parte de entrenamiento mental, conocer lo que comes, el descanso. Es conveniente tener todo lo controlable, bajo control.

Hablemos de las dudas. ¿Consideras que tener una plataforma digital donde plasmar tus retos, tus sensaciones ayuda a auto imponerte presión para cumplir tus retos?

Una plataforma digital para plasmar tus retos es una forma de comprometerte contigo y con los que te leen. El compromiso es mayor cuando lo pones por escrito y cuando además, lo compartes.

La pasión es una cualidad del deportista entregado. En deportes como el triatlón o el running, ahora muy de moda, se puede confundir pasión con obsesión. ¿Cómo podemos llegar a diferenciar estas 2 actitudes?

Algo se convierte en obsesivo cuando limita otras actividades. Las personas, para ser felices, necesitamos mantener un equilibro entre el trabajo, las aficiones, la familia, los amigos y la propia vida con uno mismo. Si el running te quita tiempo de todo lo demás y terminas pensando solo en ello, igual tienes que pensar en dosificarte.
Una obsesión termina generando sufrimiento y te convierte en esclavo de ella. Para el que lo convierte en una obsesión es fácil diferenciarlo: su familia empieza a quejarse de que no les dedica tiempo, no se puede contar con él porque su running es la prioridad, se gasta un dinero que a veces no tiene en las últimas zapatillas, planifica sus horarios para que correr sea lo primero, se pone a dieta y lo peor, se siente mal consigo mismo y culpable cuando no puede salir a correr.

Por último, dinos 3 claves por las que Así lidera Así compites es una buena herramienta de trabajo para deportistas aficionados

Así lideras, así compites ofrece herramientas, ejercicios y dinámicas para gestionar personas.
Es un libro práctico que te permite no solo saber el QUÉ sino entrenar el CÓMO.
Cómo gestionar un equipo, cómo motivar, cómo comunicar…
Y por último, ofrece el ejemplo de grandes líderes que comparten lo que a ellos les ha funcionado y su modelo de gestión.