Consejos para entrenadores personales online: Cómo encontrar a tu cliente ideal

Empiezo una serie de artículos dirigidos a entrenadores personales online que buscan con sus blogs conseguir nuevos clientes. En este  primer artículo quiero ayudarte a identificar a conocer a tu cliente ideal.
Estaba esta semana en el gimnasio charlando en la cinta de correr con un compañero y que además es un entrenador personal, sobre cómo le iba su negocio. Me dijo que el sector de los entrenadores estaba saturado y que le resultaba muy complicado conseguir nuevos clientes. Lo primero que pensé fue ¿de verdad es complicado tener hoy clientes en el mundo del entrenamiento personal teniendo internet? Le hice una pregunta directa: ¿Quién es tu cliente ideal?

Mi amigo, un entrenador con varios años de experiencia, me dijo: “Cualquier persona que quiera correr, que quiera ponerse más fuerte, que quiera adelgazar,  que quiera ganar músculo…” Ahí vi claro cual era su problema. Le contesté:  “No sabes quién es tu cliente ideal, es demasiado ambiguo”.

En este post lo que me gustaría que descubrieras es  que vamos a necesitar definir el tipo de cliente ideal.  Te ayudará a poder focalizar sobre la propuesta de valor de tu negocio.  De esta manera te será más fácil que tu posible cliente se identifique contigo  y por lo tanto termine comprando tus servicios o  tus productos.

¿Qué consecuencias tiene no conocer a tu cliente tipo?

El no conocer quién es tu cliente ideal lo que va a hacer es que tu negocio no esté claro y eso significa menor número de ventas y menor número de clientes.  Partiendo de la base de que tu blog es una herramienta perfecta para captar clientes voy a intentar ayudarte a definir a tu cliente tipo. Y tu blog va a ser la herramienta clave en esa búsqueda.

Lo más importante es que debes tener muy claro a quién quieres atraer a tu web, para después intentar convertir esa visita en un cliente.

Ten claro a quién quieres atraer a tu web, para después convertir esa visita en un cliente Clic para tuitear

Aspectos importantes pero no VITALES

Debes tener muy claro que las herramientas, los plugings, las redes sociales son importantes en la búsqueda y atracción de ese cliente final. Es muy probable que incluso tengas que rediseñar tu web… Pero antes de todo eso hay aspectos que sobre pasan lo importante y se convierten en vitales, definir a tu cliente ideal.

Lo que suele pasar cuando no tienes un cliente tipo decidido es que tus artículos, los mensajes que emites, suelen ser generalistas, no van dirigidos al público definido por lo que suelen ser confusos.

Las acciones que llevas a cabo al ser generalizadas tampoco tienen el foco sobre tu cliente ideal por lo tanto son poco efectivas.

Tu capacidad de analizar y sacar conclusiones es complicada y además confusa porque no tienes el foco definido. Lo que ocurre entonces es que tu mensaje no llama la atención del usuario. El resultado final es que te conviertes en invisible. Tus artículos están bien, consigues usuarios paracaidistas (aterrizan en tus post por posicionamiento, por redes sociales…) pero ¿de qué te vale un lector que juega a pádel si tu ofreces servicios para runners?

Cómo conozco a mi cliente ideal

Para entenderlo mejor vamos a focalizarlo en mi blog. ¿Quién es el cliente ideal de Gorkacabanas.com?.

En mi caso se  dirige a deportistas amateurs y entrenadores que quieren atraer patrocinadores o nuevos clientes. Entre sus objetivos principales está el de conseguir generar más ingresos al deportista con patrocinios y ayudar al entrenador con la  venta de productos o con atracción de nuevos clientes.  Mi cliente tiene entre 25 y 40 años, tiene un blog y vive en España. Normalmente mi cliente suele tener un trabajo aparte del blog pero confía en la web para generar nuevos ingresos.  Tiene el sueño de poder vivir de aquello que le apasiona, en este caso el deporte.

En el fondo sabe que va a ser muy complicado pero tiene el sueño de por lo menos  conseguir unos ingresos extras que le ayuden por ejemplo a financiarse su retos deportivos, el material deportivo o para conseguir sacar rédito a su pasión.

Lo que quiere es conseguir visibilidad en Internet y poder utilizar esa web  para generar ingresos.

Vale y ahora cómo describo yo a mi cliente ideal

Voy a intentar ayudaros y vamos a ir paso a paso intentando descubrir a tu cliente tipo. Hay unos conceptos muy básicos que debes contestar a la hora de conseguir identificarle.

  • Es una mujer o es un hombre
  • Cuántos años crees que tiene.
  • Cuál es su actividad profesional.
  • En qué país y  ciudad vive.
  • Está casado tiene hijos.
  • Qué aficiones tiene. Libros, revistas, cuáles son sus películas favoritas, quiénes son sus ídolos…

Todos estos datos son importantes sobre todo los demográficos (¿Tienes un negocio local?).

En cuanto a la pregunta de si es hombre o es mujer, la respuesta sencilla, no escribimos ni hablamos de la misma manera a un público en el que la mujer es público mayoritario que a un público de hombres.  Pero al final lo que estamos buscando más allá del sexo del usuario, es intentar conectar con nuestros clientes a través de la empatía.

Por eso sería necesario incluso llegar a intuir qué preocupaciones puede tener nuestro lector, a qué tiene miedo, cuáles son sus frustraciones, y sobre todo qué es aquello que más desea y más quiere.

Cuanto más seas capaz de conocer y entender a tus usuarios, más fácil va a ser transformarles en clientes.  Vas a entender su situación y sus necesidades y lo que le vas a ofrecer va a ser más cercano a sus expectativas. Conocer a tu cliente también te va a ayudar en la ardua tarea de encontrar temas para escribir en tu blog.

Tratamos con personas

En definitiva, al igual que en la vida real, en Internet tratamos con personas y al final empatizar con ellas lo que hace es que nos acerquemos más a sus necesidades.  Solo así podremos captar su atención y aumentar exponencialmente nuestras posibilidades de convertirlos en clientes.

Es importante empezar a escuchar lo que pueden llegar a querer tus usuarios. Sobre todo entender que es lo que necesitan y terminar ofreciéndoles soluciones, productos, servicios que les importan o que de alguna manera les van a ayudar a ser más felices.
Toda esta información te va a permitir también comunicarte con ellos de una manera más empática, más directa y conectando mejor con tu audiencia. Posteriormente podrás crear servicios que realmente necesitan tus clientes y en los que si están interesados.

Si consigues que la gente conecte contigo y sobre todo con tu trabajo te va a ser mucho más fácil que te diferentes de tu competencia.

Una profesión no determina un cliente

Una cosa que me gustaría que entendieras, es que el que tengas una profesión no significa que sepas exactamente cuál es tu cliente ideal.

Te voy a poner un ejemplo: Ser un licenciado en educación física que quiere tener su negocio en Internet no te convierte en un entrenador genialista que vas a poder entrenar a cualquier persona.

Es necesaria la especialización y cuanto más te enfoques en tu nicho más posibilidades vas a tener de acercarte a tu cliente tipo. Es decir, no es lo mismo definirte como un entrenador personal para hombres, mujeres, runners, que te ayuda a adelgazar, que te ayuda a ganar músculo, que te da una clase de fitness o una de yoga, que lo mismo de pone una dieta que te prepara para un ultramaratón.  Una misma profesión no te asegura el mismo tipo de cliente. Así que olvídate del modelo de entrenador multifuncional que puedes ser capaz de entrenar a cualquier persona y empieza a focalizarte en lo que de verdad te importa. En el cliente al que estás dispuesto a ayudar  y donde de verdad aportas valor añadido.  Si lo que de verdad eres es entrenador de running que prepara a deportistas para correr larga distancia, eres SOLO ESO. El usuario que visite tu blog solo va a encontrar contenido focalizado, y servicios o productos focalizados.

¿A qué ahora parece más fácil venderle tus servicios a un lector que viene atraído por tu post de cómo preparar la TransGranCanaria en 15 semanas?

Si eres ENTRENADOR PERSONAL, descubre el método BLOG PRO TRAINER para atraer clientes

A trabajar…

Vamos a trabajar en la estratégica que te va a permitir dar visibilidad a tu negocio con estos tres pasos.

    • El primero de los pasos es tener muy clara tu oferta. ¿Tienes ya en la cabeza qué problema específico resuelves para ayudar a tu cliente?
    • Definir a tu cliente ideal  y tener identificado quién es la persona a la que le quieres vender tus servicios y productos y dónde la vas a encontrar (Facebook, Twitter, Youtube…).
    • Es hora de empezar a trabajar y preparar ese plan de acción para ofrecer el producto ideal a tu cliente ideal.

Estos tres pasos que te acabo de  presentar son fundamentales si quieres que tu oferta funcione.  Ahora los vas a tener que poner en práctica directamente en tu blog, porque van a ser un reflejo de lo que tú eres,  de lo que tú quieres. Tu blog debe ser un reflejo de ti.

Recuerda, si no tienes localizado a tu lector ideal los contenidos de tu blog van a ser demasiado dispersos. Tener el cliente ideal te asegura que los contenidos de tu blog los escribes pensando directamente en aquella persona a la que te diriges. Conseguirás esa empatía que te ayudará a romper la fría barrera de la red y facilitar la entrada a lo que vendes.

Tienes un blog de negocios,  aunque no lo creas y lo que quieres hacer es ayudar a las personas. Debe ser tu mantra

Puede parecer que todo esto que te cuento es complicado. No te voy a engañas, lo es, pero te va a ayudar enormemente con tu propósito. Dedica un tiempo a definir y encontrar a tu cliente ideal. Con ello serás capaz de empezar a tener claros aquellos aspectos sobre los que luego vas a escribir en tu blog. Una vez que los usuarios a los que quieres llegar aterricen en tu  blog, eres tú el encargado de preparar una oferta de valor irresistible que resuelva sus problemas.